Decenas de caballos mueren reventados cada año camino de la Aldea del Rocío en Huelva, durante la romería, por falta de agua, descanso o sobresfuerzo.

Los romeros no dan de comer y beber a los animales,y mueren reventados por cansacio!!!!!
Fundamentalmente caen reventados por inanicion o agotamiento!!!!