Son corderos lechales. Lechales quiere decir que todavía se nutren bebiendo la leche de su madre. Son niños. Están balando porque sienten miedo, están asustados y llaman a sus madres. Madres que han sido asesinadas por los mismos matarifes que van ahora a asesinar a sus hijos.