Extremadura es una comunidad con un marcado ámbito rural. Abundan los
animales que realizan tareas agrícolas, de pastoreo o de caza. Pero en
sus núcleos urbanos también hay un gran número de animales de compañía.

Muchos de ellos son maltratados hasta extremos de una crueldad
inimaginable, tanto en el ámbito rural como en el urbano.

Esta campaña pretende crear verdaderos remordimientos en el maltratador
y que se perciba, que la sociedad en la que vive no acepta esta actitud.
Al mismo tiempo sensibilizará aun más a quien ya ha adquirido esta
conciencia y prevendrá la aparición de futuros maltratadores.

Están ahí y convivimos a diario con ellos, por lo que no los vamos a
dulcificar. Supondrá un puñetazo en el alma del espectador, sin producir
el rechazo que ofrecen las imágenes cruentas. Sus principios se verán
cuestionados y provocaremos un cambio en su actitud.

Seguramente este enorme objetivo no lo consigamos solamente con esta
campaña. Pero para recorrer un largo camino hay que dar un primer paso.
Ojalá sea este.

visita nuestra web :